Naranjas

La Naranja 10 veces más Antioxidante

media naranja

En repetidas ocasiones os hemos recomendado ingerir naranjas habitualmente y también os hemos contado cuán numerosas son sus propiedades las cuales nos ayudan ante un abanico muy amplio de enfermedades. Hemos visto como entre los beneficios de comer naranjas está el prevenir el cáncer o las posibilidades de sufrir un infarto, mitigar los efectos de la fibromialgia o fortalecer nuestras defensas ante las enfermedades propias del invierno gracias a su aportación de vitamina C.

Y gracias a que la ciencia no deja de avanzar y de estudiar una y otra vez todas las cosas, ahora en España, concretamente en la Universidad de Granada, se ha descubierto a través de un sistema capaz de medir la capacidad antioxidante de los alimentos, que los cítricos tales como la naranja, el limón o la mandarina tienen muchas más propiedades antioxidantes de lo que se creía hasta este momento. En el caso de la naranja, el estudio reveló que su poder antioxidante es 10 veces superior.

Hasta ahora, lo que se analizaba para dar a conocer los índices de antioxidantes de los alimentos eran solamente la parte de los mismos que se absorbía por el organismo, mientras que en este estudio, se ha analizado también en el laboratorio, la fracción sólida que termina en el intestino grueso que en apariencia ya no “sirve” y es un producto de desecho. Pues bien, la investigación ha demostrado que la microbiota intestinal extrae de este producto, aún más antioxidante lo cual ha hecho que se empiece a replantear el hecho de revisar todos los valores antioxidantes que se le atribuyen a los demás alimentos.

La técnica descubierta y desarrollada por el equipo de investigadores liderado por el profesor José Ángel Rufián Henares, se denomina “respuesta antioxidante global”.

Los antioxidantes son fundamentales para mantener la vitalidad, la juventud de nuestras células, la tersura de la piel, etc… Como su nombre indica un antioxidante evita la oxidación, es decir, el proceso por el que se producen radicales libres que originan reacciones en cadena que dañan nuestras células e incluso puede matarlas. No es de extrañar que la leche materna contenga muchísimos antioxidantes que ayudan al recién nacido a crecer sano, fuerte y con mayores defensas naturales ante las enfermedades. Pasada esa primera etapa de la vida, todas las personas tenemos un gran sustituto de la leche materna desayunando cada día un zumo de naranja con el que según este último y novedoso estudio, nos aportará todo los niveles de antioxidantes que necesitemos.

Escribe un comentario