Naranjas

Naranja sonriente

Una pequeña manualidad para entretener a los niños con nuestra amiga la naranja.

No son necesarias explicaciones, creo. Un cuchillo con punta y un poco de paciencia y habilidad.

Recortar los ojos, luego la boca, recortar los dientes de la piel retirada correspondiente a la boca y sujetarlos un poco bajo la piel.

¡Ah! Y lo más importante. Mientras el niño se distrae con esta naranja que coma el delicioso fruto de otra pieza o que se beba su saludable jugo. ¡Ni los niños más reticentes a comer fruta se podrán resistir!

Escribe un comentario