Naranjas

Biocombustible de Naranjas

Sabíamos que el potencial que tiene la naranja es increíble. Sus propiedades beneficiosas para la salud son ilimitadas así como su multitud de aplicaciones en gastronomía, pastelería, cosmética…. Habíamos hablado en otras ocasiones de curiosidades sobre la naranja como su utilización en el arte, artesanía y joyería y también vimos como se usan para crear energía eléctrica e incluso cargar un iphone. Lo novedoso en esta ocasión, es que se ha conseguido fabricar un biocombustibles con naranjas no aptas para el consumo.

Esta semana pasada, numerosos medios de comunicación se hacían eco de esta noticia que sin duda es un avance científico muy importante ya que ha convertido a la naranja, en un elemento clave para desarrollar una nueva fuente de energía sostenible, ecológica y por lo tanto, totalmente renovable.

El descubrimiento fue posible gracias a un año de trabajo de un grupo de científicos de la universidad japonesa de Mie. Este equipo de investigadores está liderado por el profesor de bioingeniería Yutaka Tamaru el cual junto a sus colegas, consiguieron crear el nuevo combustible a partir de los desechos de las naranjas y lograron hacer funcionar un vehículo a control remoto, mezclando el biocombustibles con gasolina. Vieron además, que este biocombustible a base de naranjas, tiene mucho más poder calorífico que otros ya utilizados lo que produce que cuando se mezcla con gasolina, el porcentaje de biocombustibles sea mucho mayor.

Según Yutaka, este hallazgo permitiría ser utilizado para vehículos agrícolas como tractores o segadoras de gasolina.

La prefectura de Mie que se encuentra al oeste de Japón, cuenta con la localidad de Mihana que se caracteriza por ser un excelente productor de naranjas y crea muchos excedentes, por lo que el equipo del profesor Yutaka no dudó en usar y reciclar estos excedentes y darles una nueva vida.

El proceso en resumen, es el siguiente. A partir de virutas de madera se creó una batería llamada cloridium cellulovorans la cual introducida en tanques llenos de naranjas, descomponen las fibras de celulosa y producen azúcar. Éste, fermenta junto a otro microorganismo durante aproximadamente 10 días y da lugar al biocombustibles de naranja.

Escribe un comentario