Naranjas

Biscuit de Mandarina

Hoy os queremos presentar una receta de un postre sencillo, económico y refrescante que es ideal para realizar estos días primaverales y que a buen seguro, hará las delicias de toda la familia. Se trata de un Biscuit de Mandarina.

Los ingredientes que necesitamos para elaborar nuestro biscuit son los siguientes: 4 mandarinas, 4 yemas, 100 grs. de azúcar, 300 ml. de nata para montar, 100 grs. de chocolate puro y 40 grs. de mantequilla.

Primeramente cogemos las mandarinas y rallamos la cáscara por un lado y luego, partimos las piezas de fruta y las exprimimos en un exprimidor manual ya que en otro tipo de exprimidor, el resultado puede ser amargo debido a la capa blanca que separa la pulpa de la cáscara de la mandarina.

En un cazo a fuego medio, colocar el zumo de mandarina, con la ralladura, el azúcar y si se desea, es aconsejable incorporar un poco de esencia de vainilla o vainilla en polvo, o cualquier otro toque de sabor como por ejemplo, una esencia de café, pero teniendo en cuenta de no abusar en ningún caso de estos sabores para evitar que anulemos el toque de mandarina que buscamos para este biscuit.

Esta mezcla va a convertirse en un almíbar.

En otro bol, debemos batir con unas varillas, las 4 yemas de huevo hasta que estén “al punto”, es decir, aproximadamente cuando veamos que hayan triplicado su tamaño.
Añadir el almíbar bien caliente sobre las yemas y mezclar hasta que todo enfríe.

Ahora debemos montar la nata e ir echándola sobre la otra mezcla hasta que esté todo bien ligado y tenga un aspecto cremoso.

A continuación, en moldes individuales, podemos colocar en la base un trozo delgado de bizcocho o galleta para que nos ayude a darle más consistencia al postre una vez desmontado, y rellenamos el resto de los moldes con nuestra crema. Debemos ponerlos en el congelador y no sacar hasta justo antes de servir.

Para decorar nuestros Biscuits, debemos hacer una salsa de chocolate, derritiendo el chocolate puro junto a la mantequilla –que nos ayuda simplemente a manipular mejor la salsa-. Si se desea también se puede comprar en el mercado, chocolate de cobertura que se calienta al microondas y se vierte directamente sobre lo que queremos bañar de chocolate. Tanto la opción casera como estos otros preparados, endurecen en pocos instantes y la apariencia final de nuestro postre es brillante y muy profesional.

Poco antes de llevar a la mesa el postre, debemos sacar los moldes con la crema del congelador y desmoldarlos con cuidado. Seguidamente, verter sobre ellos la salsa de chocolate.

Para darle un toque de color podemos colocar un gajo de mandarina encima para potenciar el sabor y el frescor de este postre.

Escribe un comentario