Naranjas

¡Naranjas de la China!

Solemos utilizar la expresión ¡naranjas de la China! para dar a entender que no se está de acuerdo con lo que alguien ha dicho, que no le creemos en absoluto. También para negar algo y, en ocasiones, también para significar asombro o extrañeza.

Las naranjas de la China son una variedad de cítrico más pequeña, de piel lisa y muy fina -llamadas kumquat- que fueron tenidas por imaginarias, fantásticas e inexistentes; de ahí la coletilla de “de la China”, como si fueran un “cuento chino”, que era como se calificaba a las fantásticas e irreales historias que se contaban acerca del Oriente.

Con todo, no deja de ser curioso que las naranjas son oriundas de ese país, o al menos del sureste asiático, como la mayoría de los cítricos según muestran antiguos relatos de viajeros.

Fuente: 1de3.com

Escribe un comentario