Naranjas

Maquillaje: Labios Naranjas

Maquillaje: Labios Naranjas

¿Te gusta maquillarte, o eres de las personas que prefieren ir naturales y con el rostro fresco y limpio?
¿Te atreves con un maquillaje que se salga de lo común y sorprenda o te gusta pasar desapercibida?

Sabemos que el maquillaje ha variado con las décadas y ha acompañado como un complemento más y muy importante, a cada moda. Ha tratado siempre de resaltar la belleza del rostro y marcar también tendencia. Me viene a la mente esa mujer de los años 30-40 con el rostro sonrosado y sus labios bien rojos o las mujeres de los 70 y 80 que llevaban las mejillas (los pómulos) muy marcadas.

Lo cierto es que este tema viene de muy atrás en el tiempo, de hecho, fueron los egipcios quienes de una forma muy clara, usaron pigmentos de todo tipo para resaltar sus facciones y buscar la belleza también en el rostro cuidándolo, hidratándolo y no solo maquillándolo. Así hasta nuestros días, en donde la industria cosmética es un negocio en alza y los maquillajes no faltan en ninguna casa. Es más, el maquillaje ha logrado salvar la distancia entre lo femenino y masculino, puesto que hoy en día, los hombres también se maquillan y se cuidan tanto o más que las féminas.

Lo bueno del siglo XXI es que ya nada es ridículo, todo vale y la creatividad y la imaginación a la hora del maquillaje están a la orden del día. Nos gusta sorprender y ser cuanto más originales mejor y combinamos con los “polvos tradicionales” brillos, piercings, tatus, lentejuelas y todo tipo de adornos.

Y entre tanta innovación no podía no estar la naranja. Sí, la naranja como fruta, es decir, el extracto de su zumo o el polvo de su cáscara, como ya os hemos contado en otras ocasiones, se usa en cosmética para muchísimas cosas: en tónicos limpiadores, en aceites corporales, en cremas hidratantes, en bronceadores y como no, en maquillajes. Pero también el color naranja está presente en una gama amplísima de tonos tanto brillantes como opacos y en polvos para rubor o sombras de ojos o en pintalabios. Hace unos años que empezó fuertemente a verse en las mejores pasarelas, a unas espectaculares modelos con los labios naranjas.

Un pintalabios naranja hay que saber usarlo. Es decir, tu boca queda menos “carnal o pasional” que pintada de rojo, pero no menos llamativa. Unos labios naranja llenan mucho nuestro rostro y es mejor que el resto del maquillaje de la cara sea menos llamativo pero a la vez, es un tono que se presta divinamente a combinar con colores de vanguardia en el maquillaje como los fucsias, verdes o dorados. De lo que se trata es saber combinar para cada ocasión tu pintalabios naranja con los demás maquillajes de ojos y cara para cada ocasión o momento del día. Huye de parecer un “payasito” y prueba a combinar sin excederte, el naranja con estos tonos no tan comunes y sorprende a todo el que te mire.

Escribe un comentario