Naranjas

Naranja contra la ronquera

Naranja contra la ronquera

Combate la ronquera gracias a la Naranja.

Cuando estamos acatarrados o hemos hablado demasiado o padecemos alguna afección en las cuerdas vocales, aparece una molesta ronquera que nos impide comunicarnos con total facilidad y nos deja una voz muchas veces irreconocible.

Lo que sucede es que nuestras cuerdas vocales están inflamadas (o infectadas según el caso) y se hinchan produciendo que el aire al pasar por ellas, no consiga emitir el sonido claro y preciso que producen normalmente y cuando intentamos forzar la garganta o tosemos o “carraspeamos”, en lugar de aliviar la ronquera, la agudizamos y prolongamos.

Este problema no es sólo exclusivo de los adultos, los pequeños de la casa también pueden padecerla y en ellos es muy importante ponerle freno a tiempo y a la vez, enseñarles a cuidar su garganta para evitar problemas en sus cuerdas vocales en un futuro.

Un remedio casero fácil, económico y muy efectivo contra esta afección tan típica y molesta, y que pueden tomar también nuestros hijos, es hacernos un jarabe en casa exprimiendo el jugo de una naranja y añadiéndole una cucharada de miel y una cucharada de mantequilla. En un cazo al fuego, dejar los ingredientes que se liguen. Debemos beber este jarabe de naranja al menos dos veces al día bien caliente.

Además de ingerir nuestro jarabe casero de naranja, para aliviar la ronquera es necesario seguir estos simples consejos:
- Hidratar correctamente nuestra garganta. Beber todo el agua posible pero que ésta esté a temperatura ambiente, nunca fría.
- No es bueno tomar caramelos de menta, puesto que a pesar de que en un principio parezca que suavizan la garganta, en realidad la resecan aún más y provocan una mayor irritación.
- Debemos evitar forzar la garganta hablando en demasía, gritando, cantando e incluso, susurrando. Aunque hablar bajo nos parezca inofensivo, en realidad susurrar es tan o más perjudicial que hacerlo en el tono habitual de nuestra voz.
- No fumar y evitar también los contrastes bruscos de alimentos o bebidas muy frías o muy calientes, ambos extremos no son buenos para calmar la ronquera.

Una vez más las propiedades antiinflamatorias, depurativas, antitóxicas y antioxidantes de la naranja nos ayudarán a fortalecer nuestras defensas y a mantenernos sanos de un modo ecológico y natural sin ningún tipo de efectos secundarios.

Escribe un comentario