Naranjas

Conservar Naranjas con aceite esencial de té

Naranjas

La mayor preocupación de los agricultores de todo el mundo está en cómo conservar en perfecto estado los cítricos una vez recolectados.

Un hongo llamado Penicillium, es el causante de que esta clase de fruta se pudra en un breve espacio de tiempo y para evitar su proliferación y ataque, hasta hace pocos años, sólo podían tratarse a las naranjas, mandarinas, limones, etc, con ciertos químicos que no respetan el medioambiente casi en absoluto.

En el año 2009, un grupo de investigadores del Instituto de Alimentos para el Desarrollo de la Universidad Politécnica de Valencia, España, ha desarrollado una manera de mejorar la conservación y calidad de las naranjas y demás cítricos, consistente en recubrirlas con aceites esenciales de árbol de té. De esta manera, de una forma natural y totalmente biodegradable, conseguimos efectos aún más positivos sobre la fruta que con los sistemas de conservación de origen químico.

El aceite esencial de árbol de té tiene unas asombrosas propiedades antibacterianas que desde sus primeras aplicaciones sobre naranjas, dio un excelente resultado.

El recubrimiento en total, está basado en una capa trasparente e impermeable que envuelve por completo la naranja formada por una sustancia celulosa mezclada con el aceite esencial de árbol de té, ambos componente totalmente biodegradables.

El retraso del efecto de putrefacción del cítrico al tratarlo con este nuevo descubrimiento, es más que notable, pero también son muy sorprendentes los resultados de la investigación sobre la calidad posterior de la naranja. Con este método de conservación, se consigue que los índices de vitamina C, madurez o acidez mejoren considerablemente y de forma natural de manera que además, no se encarecen los costes. Este método empezó a desarrollarse para poder ser pulverizado directamente sobre las cosechas y para envasados de este tipo de frutas.

Como siempre los propios elementos de la naturaleza, estudiados y bien combinados, nos proporcionan la mejor inteligencia natural, biodegradable y la más económica para aplicarla a todas las cosas; ella siempre trabaja activamente en nuestro propio beneficio. Cuidemos de la naturaleza y aprendamos a respetarla.

Escribe un comentario