Naranjas

Empanadillas rellenas de naranjas y bañadas en chocolate

Empanadillas rellenas de naranjas

Qué agradecida es la combinación del chocolate con la naranja. Estos dos productos tan deliciosos y tan llenos de propiedades beneficiosas para nuestra salud, parecen haber sido creados el uno para el otro.

Son muchas las recetas que os hemos presentado que contienen en distintas proporciones chocolate y naranja pero aún existen muchas más y tantas otras que seguro están en tu imaginación. No dejes de inventar platos que contengan estas dos delicias del paladar, puesto que estos alimentos además de nutritivos, nos elevan el tono vital y en este tiempo invernal en el cual muchas personas tienden a estar depresivas, es muy bueno que coman platos elaborados de forma casera con toda la energía posible.

Mi abuela, era una mujer muy creativa que con las cosas más inverosímiles hacía una empanadilla. Las había más grandes o más pequeñas; saladas o dulces pero todas riquísimas y de fácil comer. Una de sus recetas preferidas por mí, eran sus empanadillas de chocolate y naranja. Espero que a vosotros también os gusten y os animéis a prepararlas.

Ingredientes (2 pax.):
Masa de hojaldre (o bases para empanadillas que podemos comprar en cualquier supermercado)
2 naranjas.
Mermelada de naranja. (en su defecto podemos usar mermelada de melocotón)
100 gr. de chocolate para fundir.
50 ml. de leche.
Azúcar Glas.

Elaboración:
Primero pelamos y cortamos las naranjas en porciones pequeñas.
En el microondas, ponemos a calentar un cuenco con unas 2 cucharadas de mermelada de naranja con un poco de agua. Sólo lo dejamos lo suficiente para que la mermelada se licue un poco y sea fácil de mezclar con los trozos de naranja que ya tenemos cortados.

Precalentamos el horno a 200º. Cogemos el hojaldre y cortamos los círculos de nuestras empanadillas (podemos ayudarnos con un plato de postre). Pinchamos la masa para que se eleve demasiado y rellenamos cada círculo con la mezcla anterior.

Cerramos bien cada empanadilla y las pintamos con un pincel humedecido en leche.
Las dejamos hornear durante unos 15 minutos a 150º (hasta que las veamos doradas).

Una vez listas, las retiramos del horno y mientras se enfrían, vamos fundiendo el chocolate con la leche (podemos hacer esto también en el microondas).

Colocamos una cama de chocolate fundido en el plato y le ponemos la empanadilla encima y la espolvoreamos con azúcar glas, (también podemos ponerles un poco de canela que tan bien combina con la naranja).

Foto | Menjasa.es

Escribe un comentario