Naranjas

El Naranjo de Bulnes

El Naranjo de Bulnes

A 2.519 metros sobre el nivel del mar se levanta uno de las cumbres más conocidas y famosas del Macizo Central de los picos de Europa: El Naranjo de Bulnes. Concretamente este pico se encuentra en Asturias aunque no exactamente en el poblado de Bulnes pero sí es esta villa, la más próxima al monte en pleno corazón del Parque Nacional de los Picos de Europa. Entre el Naranjo de Bulnes y el precioso poblado de Bulnes, se encuentra un desierto de piedra llamado: El Canal de Camburero.

El Parque Nacional de los Picos de Europa, fue declarado así por Alfonso XIII en el año 1918 y supuso el primer espacio protegido de España. Este espacio natural que posee en la actualidad, 64.660 hectáreas, pertenece a Asturias y a Cantabria. En el año 2003, fue declarado también como Reserva de la Biosfera y hoy en día posee además la calificación de Lugar de Interés Comunitario y Zona de Especial Protección para las Aves. Con todas las figuras de protección que posee, nos podemos hacer una idea de la riqueza que supone este territorio, la amplia variedad de fauna y flora que habita aquí y la impresionante belleza de un paisaje muy diverso y singular.

Aunque el Naranjo de Bulnes, no es el monte más significativo de la Cordillera Cantábrica, es muy conocido y visitado desde que el 1.855 Guillermo Shulz, ingeniero y geólogo, editara el primer mapa topográfico de Asturias, y se ha convertido en una cumbre emblemática de España.

El peculiar aspecto de color naranja que le da la piedra caliza que lo conforma, debe ser seguramente, el responsable de que se le llame a este pico el Naranjo de Bulnes aunque su denominación original nada tenga que ver con este apelativo, siendo “Picu Urriellu”. Sobre todo este color anaranjado es muy patente y brilla cuando la luz de la luna baña la montaña.

Llegar hasta aquí supone hacer un recorrido de extrema dureza, de paredes verticales con caídas que estremecen como la de los 550 metros de su cara oeste, y no es apto para personas que no sean conocedoras del arte del montañismo y no estén en buen estado físico y no posean el material adecuado. Son muy variadas las rutas que se conocen por toda la zona para llegar a este pico y todas tienen una elevada dificultad y una gran belleza.

Sobre todo para los amantes de la aventura y el montañismo, el Naranjo de Bulnes es un reto que no pueden dejar de escalar y un referente histórico dado que famosos alpinistas se han acercado hasta aquí y han alcanzado su cima creando escuela.

Escribe un comentario