Naranjas

La Naranja: el remedio contra las indigestiones navideñas

Todo el año esperando y hasta el último momento organizando y comprando para las fechas navideñas y creo que tanto estrés y tantas “comilonas” al final a muchos de nosotros nos pasan factura y el día 27 de diciembre, despertamos con una gran indigestión.

Seguro que hicieron la promesa de moderarse y comer sólo lo necesario, pero cocinamos como para veinte siendo en casa tan sólo seis comensales. Debe ser que la figura de Papá Noel, tan lozano y redondito, nos invita a terminar como él!

Pero nosotros os vamos a dar la fórmula para que los efectos nocivos de esos “atracones navideños” se pasen muy pronto y nuestro estómago no sufra más. Como no, gracias a la Naranja.

Para las indigestiones no hay nada mejor que tomar entre las comidas un buen zumo de naranja natural diluido en aproximadamente un 50% de agua.

Esto evitará las malas digestiones, la sensación de pesadez, hinchazón, etc. Está demostrado que esto alivia el exceso de acidez gástrica y beneficia los problemas de úlceras.

El zumo de naranja entre comidas (o incluso una pieza de naranja entre las comidas ingerida lentamente) es bueno no sólo para nuestro estómago sino también para nuestro hígado, aparato urinario, la sangre y el metabolismo, al limpiar nuestro organismo gracias, entre otros componentes, a la fibra que posee que ayuda al tránsito intestinal, eliminando impurezas, aumenta la secreción de bilis en el hígado, limpia nuestros riñones evitando la formación de piedras, etc.

Una de las muchísimas propiedades del zumo de naranja, es que ayuda a bajar el ácido úrico, así que resulta un remedio infalible contra su aumento en estas fechas, en las que se acostumbra en muchos hogares, a comer mariscos y sobre todo langostinos que poseen mucha cantidad de ácido úrico. Una enfermedad muy dolorosa que es provocada por unos elevados niveles de ácido úrico en sangre, es la Gota y el zumo de naranja nos ayudará a paliar sus fuertes efectos.

Simplemente un zumo de naranja recién exprimido es suficiente contra las indigestiones pero si has sobrepasado todos los límites y te encuentras tan mal del estómago que no sabes cómo llegarás a las comidas de fin de año, te dejamos una receta de un zumo muy especial que te dejará como nuevo.

Se trata de un zumo que combina naranjas, apio, zanahoria y papaya.

Primeramente lavamos muy bien todos los elementos y licuamos unas 6 zanahorias con 2 tallos de apio, el zumo natural de 2 naranjas y 1 rebanada de papaya sin pepitas. Sería bueno, tomar este zumo durante una semana, descansar unos ocho días y volver a ingerirlo por otra semana.

Las bondades que aporta la naranja ya las conocemos pero … ¿y los demás elementos de este zumo, en qué nos benefician?. Pues bien, centrándonos en las propiedades que tienen que ver con el tema digestivo diremos que, el apio, es bueno para regular la presión arterial, el estreñimiento y aumenta los glóbulos rojos en sangre; en cuanto a la zanahoria, purifica la sangre y desinfecta los intestinos, y la papaya es diurética, analgésica, cicatrizante, antiinflamatoria, etc. Por lo tanto este zumo es “santo remedio” contra los “atracones navideños”.

Esperamos que estéis pasando una Felices Fiestas y que tengáis una entrada de año genial.

Escribe un comentario