Naranjas

Limpiar zapatos de cuero con naranja

Limpiar zapatos de cuero con naranja

Hoy toca enseñaros un truco práctico, rápido, muy económico y que todos tenemos a mano.

¿Se te había ocurrido alguna vez que con naranja podrías limpiar todo tipo de calzado de cuero?

¿Te ha pasado que al sacar por ejemplo las botas de invierno que habías guardado el año anterior, están opacas y grisáceas?

Pues bien, como en estos meses de invierno, la naranja está en su punto de madurez óptima y no falta en nuestras cocinas, con ayuda de este cítrico recuperaremos el brillo y el esplendor de nuestro calzado de cuero.

El calzado de cuero tiene la propiedad de ser de muy buena calidad y se adapta como ningún otro material a la forma del pie de cada uno. Por esto, generalmente nos sentimos tan a gusto andando con ellos que nunca encontramos el momento de “jubilarlos” pero no nos gusta que parezcan avejentados y en muchas ocasiones los betunes que les aplicamos no le devuelven el aspecto natural y fresco que tenían cuando los compramos.

Así que si tienes unos zapatos de cuero a los que adoras y quieres que parezcan como nuevos, simplemente coge una naranja y pártela por la mitad. Frótala sobre toda la superficie y deja que se seque aunque no expuesto al sol.

Cuando se haya secado completamente, con ayuda de un cepillo de cerdas suaves (mucho cuidado ¡que sean cerdas suaves!), cepilla bien el zapato hasta que recupere el brillo deseado. Incluso si el calzado tenía alguna rajadura verás como desaparecen y queda el calzado como recién comprado.

Escribe un comentario