Naranjas

Adornos para el árbol de cáscara de naranja

Adornos para el árbol de cáscara de naranja

Desde hace unos años, en nuestra sociedad, se busca tener -en todos los ámbitos de la vida-, una mayor conciencia sobre el aprovechamiento de los recursos, el respeto al medioambiente, el concepto de reutilizar y reciclar, etc.

Las navidades, este tiempo entrañable de reuniones, regalos y reencuentros, se torna como un escenario ideal para echarle imaginación y creatividad a la decoración de nuestro hogar, haciendo nuestros propios adornos caseros reutilizando y reciclando diferentes elementos que tenemos por casa y que ya no nos hacen su función.
Si aún no has montado tu arbolito navideño, te recomendamos que pienses en llenarlo de elementos hechos por ti misma a partir de cáscaras de naranja, adornos colgantes naturales y 100% ecológicos.

Puedes aprovechar para hacer estos adornos junto a los más pequeños de la casa, ya sean tus hijos o tus sobrinos a los que hay que mantener entretenidos durante las distintas vacaciones que disfrutan en el mes de diciembre.

Son muy fáciles y económicos de realizar, sólo necesitas naranjas y/o mandarinas y moldes de hacer galletas con distintas formas navideñas como estrellas, arbolitos, campanas o angelitos.

Para hacer los adornos que te proponemos hoy, debes primeramente coger naranjas y/o mandarinas, cortarlas por la mitad y retirarles con cuidado toda la pulpa interior para conservar la cáscara lo más intacta posible. Evidentemente, con esa pulpa de naranja y mandarina tienes que ponerte manos a la obra para hacer un nutritivo zumo, una mermelada de naranja o aprovecharla en cualquier otra receta de cocina con naranjas.

Cuando tengas las cáscaras de naranjas limpias, le hacemos algunos cortes para poder aplanar la forma cóncava sobre la mesa y con los moldes de galletas, vamos sacando de cada trozo de cáscara de naranja, todas las formas que deseemos.

A continuación, colocamos todas nuestras figuras de naranjas en la bandeja del horno o en el mismo microondas y dejamos que se deshidraten pero con mucho cuidado de no quemarlas. Sería bueno que para que las formas no se enrollaran sobre sí mismas al perder la hidratación que posee la cascara de naranja fresca, le pusiésemos sobre éstas, algo pesado como por ejemplo, una fuente de pirex resistente al calor que las mantenga planas.

Retiramos la bandeja del horno y con ayuda de un palillo, les hacemos a cada figura un agujero para poder pasar una cuerda por ellas y colgarlas en nuestro árbol.
Manualidad lista, tarde entretenida y nuestro hogar decorado con mucho gusto y un toque diferenciador, ¿se puede pedir más?…

Foto | Cosascositasycosotasconmesh.com

Escribe un comentario