Naranjas

Ensalada con Patata y naranja

En alguna otra ocasión ya os hemos comentado como ha variado el concepto de ensalada en estas últimas décadas. Digamos que la típica ensalada ilustrada compuesta por tomate, lechuga y cebolla, se ha quedado un poco “obsoleta”.
Incluso hoy en día, una ensalada puede ser un plato único, principal y no un mero acompañamiento.

Las ensaladas pueden llegar a ser de todo tipo de sabores, texturas, colores e incluso olores. La versión de mezclar lo salado con lo dulce o lo agridulce, supone una combinación de sabores muy atractiva que gusta a todo tipo de comensales. Así que no es nada extraño encontrarnos todo tipo de fruta en platos de ensaladas, como en la receta de hoy que nos habla de combinar entre otros ingredientes, patata con naranja.

La naranja además de todas sus propiedades beneficias para nuestra salud, va a aportarle a nuestro plato, un gusto con cierto dulzor y a la vez ese punto cítrico, sustituyendo a todo tipo de vinagre y además, dando una textura suave a la combinación final.

También podéis visitar nuestra receta especial de vinagreta de naranja que así mismo, podría encajar en la receta de hoy.

Para hacer una ensalada con patata y naranja necesitaremos los siguientes ingredientes:
Patata cocida, Gajos de Naranjas, Lechuga tipo Iceberg, Cebolleta especial ensaladas (no picante), Pimiento Verde y Huevo duro. Alinearemos con un poco de aceite de oliva virgen extra, sal, perejil fresco picado y un poco de zumo o vinagreta de naranja.

Recuerda lavar bien los ingredientes antes de pelarlos y/o cocerlos.
A la naranja antes de cortarla, una vez bien lavada, puedes rallarle un poco de la cáscara y reservar para ponerla al final junto al perejil picado. Ahora puedes cortar la naranja y separar los gajos a los que debes quitarle las pepitas y el resto de piel blanquecina que se le queda adherido si no quieres que tome un cierto amargor.
Corta los gajos en pequeñas porciones y reserva unos enteros para decorar.

Corta la patata en cuadraditos pequeños incluso antes de cocerla (así ahorrarás tiempo y te asegurarás de que estén bien hechas). Las demás verduras pícalas bastante y el huevo duro puedes cortarlo en cuartos para que te ayude a decorar la fuente de ensalada junto a unos gajos de naranja enteros.

Mezcla todo bien, haz una buena presentación en una fuente o bandeja apropiada y decórala echándole imaginación y verás como triunfas sorprendiendo a la hora de comer.

A esta base de ensalada, también podemos añadirle otros ingredientes si es de nuestro gusto como: tomates, aceitunas verdes o maíz dulce. Y si queremos que tenga un valor energético y nutricional más alto, le podemos agregar atún, bacalao o salmón. Para los que no sois tan amantes del pescado, entonces usad trocitos de pechuga de pollo o jamón de York o pavo. De esta manera esos días pesados y calurosos de verano en los que nos da pereza cocinar y que de tanto calor no sabemos ni qué hacer de comer porque nada nos apetece, esta ensalada tan completa, nos servirá de plato único y nos mantendrá hidratados, fuertes y con todas las vitaminas, minerales y demás nutrientes necesarios para afrontar el resto del día.

¡Buen apetit!

Escribe un comentario