Naranjas

Pastillas de Cáscara de Naranja para encender barbacoa

Pastillas de Cáscara de Naranja para encender barbacoa
No es la primera vez que desde este espacio os contamos cómo poder aprovechar al máximo una naranja. En esta ocasión os presentamos un nuevo uso que se le puede dar a la cáscara de naranja.

Una de las propiedades que tiene la cáscara de naranja al secarse, es que arde muy bien y no emite gases tóxicos ni nocivos para el medioambiente como otros productos. Por eso os recomendamos hoy, el fabricar nuestras propias pastillas para encender una barbacoa.

Ya hemos visto, -entre otras muchas otras cosas-, como se pueden hacer manualidades con la cáscara de la naranja seca; podéis visitar nuestros artículos sobre cómo hacer joyeros o joyas muy originales con un producto que generalmente el 90% de la población, tira a la basura después de comerse una naranja: su corteza.

Estamos entrando en pleno verano y es en este tiempo cuando solemos quedar más a menudo a comer con amigos y familiares y encender fuego para asar todo tipo de carnes y compartir un tiempo especial con ellos. Encender el fuego de la barbacoa de forma ecológica, económica y fácil, es posible, sólo bastan unas cuantas cáscaras de naranjas que además aromatizarán todo el ambiente.

¿Cómo podemos fabricar estas pastillas de naranja?
Lo que tenemos que hacer primero es ¡no tirar las cáscaras al pelar nuestras naranjas!. Debemos pelarlas normalmente pero no debemos dejar demasiada piel blanca en la corteza porque esto retrasará el que arda. Las vamos extendiendo sobre un plato y las dejamos al aire libre o incluso al sol, para que se sequen completamente. En unos pocos días veremos como las cáscaras están rígidas y secas. Ahora podemos prepararnos nuestras pastillas caseras para encender el fuego simplemente tomando un palillo en el que pincharemos varios trozos de cáscara de naranja. Cuanta más cáscara haya en cada paquetito, más rápido arderán y encenderán nuestra barbacoa.

Podemos dejar preparados varios de estos palillos con las cáscaras a modo de pastillas, en un recipiente en una zona no húmeda, de manera que los tengamos listos para cualquier ocasión y seguramente sorprendamos a nuestros invitados.

Es verdad que quien dice encender una barbacoa, dice encender una chimenea o cualquier otro tipo de fuego, veréis que rápido arden las cáscaras y qué potencia tienen.

Escribe un comentario