Naranjas

Exquisitos buñuelos de naranja.

Buñuelos de naranja

Hoy os presentamos una receta riquísima que lleva nuestro ingrediente estrella: La Naranja.

¿A quién no le gusta una merienda con buñuelos? Esponjosos, sabrosos, dulces y con aroma y sabor a naranja ¡todo un lujo!. Además son ideales para llevar con nosotros si vamos a tomar el café a casa de unos amigos o para este verano, llevarlos a la piscina o la playa para picar algo a media tarde.

El secreto de un buen buñuelo, es freír la masa en el aceite cuando esté bien caliente.
Así que ya sabes, para empezar pon abundante aceite de girasol en una sartén y deja que coja buena temperatura. Podemos usar también aceite de oliva, pero como ya os hemos dicho en alguna otra ocasión, el gusto del aceite de oliva al ser más fuerte, nos proporcionará un sabor diferente a la masa de cualquier bizcocho por lo que matizará además los sabores que queramos añadirle como en este caso, la naranja.

Para hacer nuestros buñuelos de naranja necesitamos:
una naranja
una taza y media de harina.
unas 3 cucharaditas de levadura en polvo.
3 huevos.
5 cucharadas de azúcar.
3 cucharadas de leche.

Esta receta tiene algo muy original y diferente a todas las demás recetas de bizcochos, galletas o magdalenas de naranja que os hayamos enseñado anteriormente. En este caso, no vamos a utilizar el zumo o la ralladura de la naranja como meros toques de sabor, sino que la naranja entera hasta con su cáscara, será la protagonista de la masa de los buñuelos.

Haremos lo siguiente, una vez bien lavada la naranja, la trocearemos y la pondremos en una licuadora con su cáscara y todo pero sin pepitas ¡no te olvides de quitarlas!. Añadiremos también el azúcar, la leche y los huevos. Batimos bien de manera que quede una mezcla homogénea y todo bien triturado. En la repostería, cuanto más mezclamos las masas más favorecemos a una cocción esponjosa de las mismas.

En un recipiente aparte, mezclamos la harina con la levadura y tamizándola, la añadimos a la licuadora y volvemos a mezclar. Si las aspas de tu licuadora no aguantan el espesor que coge la masa con la harina, pon en un boll la mezcla más líquida y añádele ahí la harina y mezcla con un tenedor o una varilla de mano.

Para terminar y cuando el aceite esté listo como os señalábamos al comienzo de la receta, vamos echando en la sartén, puñados de masa con la ayuda de una cuchara intentando que nos queden lo más redondos posibles. Vamos dejando que cada buñuelo tome un color dorado por todas partes y cuando lo logremos, los retiramos de la sartén sobre un papel absorbente. Ahora los espolvoreamos con azúcar por encima y ya podemos disfrutar de unos buñuelos de naranja caseros ¡buenísimos!.

 

Foto | Cocina ya

Escribe un comentario