Naranjas

Croquetas de Naranja y Bacalao

Cuando pensamos en preparar un rico entrante para una comida con amigos o en qué hacer para cenar, seguramente nos vienen a la mente unas deliciosas croquetas. Ese plato tan socorrido, sabroso y nutritivo, fácil de comer y que nos recuerda seguramente a nuestra niñez porque nuestras abuelas siempre han sido expertas en hacer ¡las mejores croquetas del mundo!.

Pero, ¿habéis pensado que con casi de todo se puede hacer una croqueta? Las hay de todas las clases y a cual más deliciosa.

Una croqueta se presta para poder dar rienda suelta a la imaginación culinaria de cada uno sabiendo que el resultado final nos hará quedar como auténticos chefs. Por eso, aquí os dejo una receta de croquetas caseras cuyo toque principal y característico se lo da la naranja. Digamos que se trata de croquetas de naranja y bacalao.

Ingredientes necesarios para hacer unas croquetas de naranja y bacalao:
125 grs. de bacalao desalado
300 grs. de harina
40 grs. de mantequilla
200 grs. de leche
Ralladura de naranja
Nuez Moscada
Sal y Pimienta

Para el Rebozado:
Huevo batido
Pan rallado (y sésamo si se desea)

Preparación:
Primeramente debemos pochar el bacalao 4 o 5 minutos en un poco de aceite de oliva (preferentemente) y si se desea se le puede añadir una cebolla cortada muy fina.
Cuando el bacalao esté bien tierno, lo retiramos de la sartén y lo reservamos.

Calentar la leche en un cazo aparte sin que llegue a hervir.

En la misma sartén, verter la mantequilla y la harina. Remover hasta que se derrita la mantequilla e ir vertiendo la leche caliente. Una vez que la mezcla tiene cuerpo suficiente, le añadimos el bacalao y seguimos removiendo.

Ahora sal pimentamos al gusto y le añadimos la ralladura de naranja, la nuez moscada y si es de nuestro agrado, podemos ponerle también una pizca de curry que le dará un toque diferente y muy agradable a nuestras croquetas.

Mezclamos todo muy bien y dejamos en una bandeja la masa extendida y la colocamos en la nevera para que enfríe y sea más fácil de manipular. Cuando la masa esté fría, procedemos a darle forma a nuestras croquetas como mejor nos guste.

Pasamos las croquetas por huevo (previamente batido) y por pan rallado para posteriormente en una sartén con abundante aceite bien caliente, ir friendo las croquetas. Vamos retirando del aceite las croquetas a medida que veamos que adquieren un tono dorado, y colocándolas sobre una bandeja con papel absorbente para quitarles el exceso de aceite.

Ahora sí, ya podemos disfrutar de unas croquetas de naranja y bacalao muy exóticas con un sabor explosivo y diferente que a buen seguro, gustará a toda la familia.

Debemos reseñar que si queremos, podemos hacerlas en lugar de con bacalao, con atún.

Foto | Floruca

Escribe un comentario