Naranjas

Premios Naranja y Limón

Premios Naranja y Limón

Los Premios Naranja y Limón son una iniciativa de la Peña Periodística Primera Plana en los que se intenta reconocer con el Premio Naranja a quienes hayan tenido un buen comportamiento con la prensa en ese año, y el con el Premio Limón a aquellos protagonistas de la farándula que hayan sido más desagradables o menos considerados con la prensa. Así mismo se entrega el Permio Mandarina que reconoce a un famoso, toda una vida de buen trato con la prensa.

La edición de los Premios Naranja y Limón de 2014 cumplirá la friolera de 41 años. Fue en 1973 cuando los periodistas que componían la Peña decidieron hacer público y notorio el comportamiento de los famosos con la prensa premiando al que más y al que menos había colaborado con ellos. En principio todo comenzó como una simple tertulia entre colegas de profesión que intercambiaban sus opiniones sobre el comportamiento de los famosos ante los medios de información y al final la cita se convirtió en un evento anual que la sociedad espera con cierto “morbo” y que causa gran simpatía.

En numerosas ocasiones los galardonados con el Premio Limón no han acudido a recogerlo –aunque siempre todos han puesto buenas excusas- y puede que sea porque no tengan el suficiente sentido del humor o la capacidad de reconocer que su comportamiento no ha sido del todo comunicativo con los medios que al fin y al cabo, son de los que dependen su fama y el recibir buenas críticas que lleguen al público.

Puede que la dualidad Naranja-Limón tenga un simbolismo que sea más negativo que lo que la organización de los premios pretende comunicar. Se puede caer en el error de pensar en buenos y malos o simpáticos y antipáticos, mientras que lejos a esas comparaciones, se trata de dar la enhorabuena a unos y “un tirón de orejas” a otros pero desde una actitud de amistad. Digamos que el Premio Limón es una crítica constructiva al personaje famoso de modo que pueda ver la imagen que está proyectando al público en general y le haga cambiar de comportamiento con la prensa en años posteriores. No podemos olvidar que la imagen que del famoso tiene la sociedad, le viene dada por los diferentes medios de comunicación. Una entrevista esquiva en un aeropuerto por ejemplo, o una fotografía con mala cara en la portada de una revista del corazón, le dan a entender al gran público que su altanería es muy grande y que poco le importan sus fans o simpatizantes.

En la edición de 2013, el Premio Naranja recayó en Tamara Falcó y para el Club Atlético de Madrid mientras que el Premio Limón (que no fue recogido por ninguno de los galardonados) se lo llevaron Blanca y Borja Thyssen y la clase política. El Premio Mandarina se lo entregaron a Ángel Nieto.

¿Quiénes se alzarán con los galardones este 2014? ¿Irán a recoger este año el Premio Limón? … pronto lo descubriremos.

Escribe un comentario