Naranjas

Olor a Naranja – Neuromarketing

Olor a Naranja - Neuromarketing

Uno de los sentidos físicos del que apenas hablamos es el olfato y es importante para nuestra vida cotidiana tanto o más que la vista o el oído a los que normalmente le prestamos mucha atención.

Los olores nos rodean por doquier, nos trasportan entre nuestros recuerdos devolviéndonos incluso escenas vividas hace muchos años en nuestra niñez. ¿cuántas veces no hemos cogido un abrigo viejo guardado en el armario que conserva el olor de nuestras abuelas y nos ha parecido tenerla de nuevo con nosotros?. Cuantas sensaciones, sentimientos y emociones puede despertarnos un aroma…, dicen los expertos que éstos influyen en nuestro estado de ánimo.

¿sabías que el olor de una fresa reduce la fatiga y el de una naranja disminuye el estado de depresión?, Parece increíble ¿verdad?.

El olfato va directamente al hipotálamo que es la parte emocional del cerebro, por eso los aromas nos influyen tanto y nos conducen a realizar reflexiones conscientes e inconscientes.

Hoy en día, este descubrimiento está siendo utilizado con grandes resultados en las estrategias de marketing de numerosas empresas que ven en la incorporación de un aroma propio a su línea de productos o a sus cadena de tiendas, una nueva forma de atraer al consumidor.

Varios estudios hechos con distintas fragancias, han demostrado que el olor a naranja es el que más nos incita a comprar. Se observó que los olores sencillos ayudan a liberar la mente del cliente, relajándolo y permitiéndole concentrarse mejor en sus compras.

El experimento consistió en someter a un grupo de compradores al olor de la naranja y a otro grupo, a un aroma más complicado que mezclaba naranja con albahaca y té verde; estos últimos compraron un 20% menos que los del primer grupo.

Este hallazgo ha demostrado además que no basta con tener un olor agradable en nuestro establecimiento para incrementar las ventas, sino que hay que tener en cuenta que el olor se procesa a un nivel inconsciente y que éstos juegan un papel muy importante sobre las decisiones que tomará el consumidor.

Estos aromas personalizados unidos a una marca se conocen como odotipos y son ya empleados en tiendas, hoteles, restaurantes, etc. y suponen un distintivo más que refuerza la marca.

Los odotipos forman parte de lo que se ha denominado Neuromarketing que combina ciencia y marketing en donde se tienen en cuenta no sólo los aspectos propios de la imagen de un producto como hasta hace unos años, sino que se incorporan a la línea de producto, otros aspectos que despiertan al consumidor como son el asociarle sonidos, olores, texturas, etc.

Escribe un comentario