Naranjas

Naranja con bicarbonato

¿Quién ha probado alguna vez naranja con bicarbonato?

Demasido sencillo para ser una receta, pero con un sabor realmente sorprendente.

Se corta la naranja en rodajas, no en gajos. Así quedará la carne del fruto al descubierto.

Se espolvorea un poco de bicarbonato sobre la rodaja. Así el bicarbonato comienza a reaccionar con el zumo.

Y… ¡a la boca!

Allí burbujea como el sidral o los petazetas. Un sabor realmente picante. Y muy del agrado de los niños.

Escribe un comentario