Naranjas

Plantar un naranjo en mi jardín

El Naranjo

Si te encantan las naranjas y quieres tener tu propio naranjo en casa, te damos a continuación unos sencillos consejos para plantar un naranjo en tu jardín ya sea directamente en la tierra o en una maceta.

Os hemos hablado en otras ocasiones de las características del naranjo y también de su hermosa flor, el Azahar, pero os recordaremos a continuación algunos datos importantes. Siguiendo estos consejos, podrás plantar tu propio naranjo y así no sólo podrás disfrutar en tu propia casa de unas riquísimas naranjas, sino que también perfumarás y decorarás tu jardín, terraza o balcón con su blanca flor.

Podemos plantar un naranjo partiendo de semillas o trasplantando una raíz y debemos hacerlo en primavera, cuando el clima sea lo más cálido y estable posible.

Es importante recordar que un naranjo:
- No soporta bien las bajas temperaturas y menos aún las nevadas, así que crece fuerte en climas templados y húmedos por lo que si no es el caso, deberás crear una especie de invernadero para él.
- Necesita recibir la luz del sol cuantas más horas mejor.
- Debe ser protegido del viento.
- La tierra en la que se plante, debe retener la humedad y tener un PH entre 5 y 8.
- Necesita un riego constante pero a la vez debemos evitar los encharcamientos de manera que se terminen pudriendo las raíces y muriendo por tanto, la planta.
- Compra abono especial para cítricos para mantener la tierra siempre fresca y fértil.

Cómo plantar tu naranjo:
Muy sencillo: si lo haces directamente en la tierra de tu jardín, debes cavar un hoyo de un metro de profundo por 80 cm de diámetro (aproximadamente) y si por el contrario, vas a plantarlo en una maceta, ésta debe ser lo suficientemente grande para permitir que crezca correctamente y preferiblemente de cerámica.

Con ayuda de una azada planta las semillas o trasplanta la raíz y riégala y abónala. Pídele más información en un vivero de tu localidad para saber por el tipo de dureza del agua de la zona, si debes añadirle al naranjo otros elementos además del abono para cítricos, para favorecer su crecimiento.

Ahora sólo toca observar cómo crece y disfrutar de unas deliciosas naranjas.

Si lo cuidas correctamente, tu naranjo vivirá muchos años.

Escribe un comentario