Naranjas

Gofres de Naranja con Chocolate y Nata

Se me hace la boca agua de sólo pensar en la receta que os proponemos hoy: Gofres de naranja con chocolate y nata montada. Aunque no tengas una gofrera, puedes hacerlos en casa sin ningún problema y disfrutar de unos gofres caseros esponjosos y con sabor a naranja que harán las delicias de toda la familia.

Para esta receta necesitarás:
1 naranja.
1 huevo.
200 ml de nata líquida.
200 grs. de harina.
2 cucharadas de margarina.
2 cucharadas de levadura en polvo.
1 cucharadita de azúcar.
Una pizca de sal.

Para completar:
Chocolate cobertura.
Nata Montada.

Calcula que con estas proporciones te saldrán 4 gofres.

De la naranja precisamos el zumo y la ralladura de la cáscara.

Para empezar mezclamos en un bol la margarina derretida, el huevo, el zumo de naranja y la nata. Cuando esté bien batido, le añadimos la harina (preferiblemente tamizada), la levadura, el azúcar, una pizca de sal y la ralladura de naranja.

Para mezclar todo esto bien, usaremos una batidora así la masa quedará más esponjosa.

Para hornear la masa si no tienes una gofrera, lo haremos en dos fases de horneado.

Consigue unos moldes de silicona con la forma de gofre o en su defecto, usa el diseño de molde que quieras o tengas por casa; de todas formas la masa sabrá riquísima.

Vierte la masa en estos moldes y colócalo en el horno durante 12 minutos a 200º. Recuerda precalentar el horno y coge la opción de fuego repartido arriba y abajo para hornearlos.

Una vez transcurrido este tiempo, debemos retirarlos y desmoldarlos. Volvemos a meterlos ya sin el molde pero dados la vuelta en el horno y por unos 5 minutos más y con calor sólo por arriba de manera que se doren los bordes.

Así de fácil y rápido, obtendrás unos gofres de naranja sabrosos, esponjosos y muy sanos. Fíjate que apenas llevan azúcar la cual podría incluso sustituirse por salvia o alguna otro producto que endulce sin apenas calorías.

Ahora falta el toque final que sí que lleva alguna que otra caloría… pero para los golosos ¡será todo un festín!.

Coge el chocolate cobertura que puedes comprarlo de esos que se derriten en el microondas en un minuto o las barras para derretir al baño maría de toda la vida. El resultado será el mismo. Te recomendamos que bañes tus gofres con este chocolate y esperes a que endurezca y lo decoras por encima, con nata montada.

También puedes usar otros productos como mermeladas, trozos de fruta fresca, helado… ¡¡disfruta probando cada uno diferente!!.

Escribe un comentario