Naranjas

Elegía a la naranja

Los navarros no solo sabemos cantar y gritar al morenito San Fermín, no solo corremos en el encierro y nos llenamos la boca con grandeza de nuestras fiestas, también sabemos valorar otras cosas, como por ejemplo la grandeza de otras tierras, la grandeza de Valencia y sus extraordinarias naranjas.

A él, a San Fermín le dedico este pequeño poema que quiere exaltar los valores de la naranja.

Es la fruta que más quiero,
es aquella que más amo.
La naranja lo primero
en la mesa todo el año.

Es la reina del frutero,
nada hay mejor a su lado
naranjas en primavera
en invierno y en verano.

Quiero ser su pregonero
y sus excelencias canto.
Siempre, siempre las prefiero
recién cogidas del árbol.

Fruto bello, fruto fresco,
por la tierra bien mimado
sabor a gloria y a cielo,
de Dios el mejor regalo.

Naranjas que con esmero
David muy bien ha cuidado
para que el mundo entero
siempre las tenga en su mano.

José Mª Asiáin-Zizur Mayor

Escribe un comentario