Naranjas

Beneficios de la naranja

beneficiosas naranjas

Que la naranja es un fruto que nos proporciona grandes beneficios es algo sabido. Que cuanto más fresca sea, mejor; por lo que es preferible consumirlas recién recogidas de árbol en lugar de consumirlas tras largos periodos en cámaras frigoríficas.

Pero, concretando… ¿cuáles son esos beneficios?

Nos aporta muchas vitaminas, entre las que destaca un alto contenido en vitamina C. Por ello es muy eficaz en la prevención de resfriados y gripes. Pero no tan solo nos previene de afecciones respiratorias, también previene contra enfermedades cardíacas, disminuye los niveles de colesterol en sangre y combate los daños producidos por el tabaco.

Esta vitamina es también muy importante para la formación y el mantenimiento del colágeno, que cementa las paredes de las células en los tejidos. Por ello actúa contra algunas enfermedades de la piel y previene el envejecimiento.

Por su actividad antioxidante actúa contra la degeneración celular logrando que las células se tornen más resistentes a ciertos cánceres.

Es además un estimulante de las defensas del sistema inmunológico, impidiendo así la formación de sustancias cancerígenas culpables de provocar cáncer de garganta, de esófago de estómago o de páncreas.

Su consumo también aporta a nuestro organismo sales minerales. Calcio, potasio, magnesio, además de hierro, fósforo, azufre, yodo y oligoelementos tales como flúor, zinc y cobalto.

Es una fruta adecuada para los diabéticos por su bajo contenido en azúcar. Para aquellas personas con sobrepeso, pues tiene propiedades diuréticas y laxantes, aporta pocas calorías y proporciona un ligero efecto saciente.

Es muy adecuada para niños y ancianos, pues facilita la digestión al estimular la producción de jugos gástricos.

Y además la naranja es jugosa y de un sabor delicioso. ¿Qué más se puede pedir?

Escribe un comentario